Sin-título-1

La impresión 3D acelera la llegada de los viajes tripulados a Marte.

In News by Ignacio Mora

Durante los últimos años, la NASA ha puesto su foco en Marte y en la capacidad de habitar este planeta, al menos, la posibilidad de estudiarlo in situ. Al parecer, la primera misión tripulada hacia el planeta rojo, está más cerca de lo que nos pensamos.

Para ello, han decidido que la forma de hacerlo, es como no, a través de la impresión 3D debido a su rápida evolución y sobre todo a su avance en materiales aeronáuticos y espaciales. Además la producción con estas herramientas, es mucho más rápida que con el método tradicional, y sobre todo menos costosa. La previsión de la NASA para la primera misión tripulada a Marte, estaba enfocada hacia el 2030, pero la irrupción de la impresión 3D y sus materiales (por ejemplo, los metálicos con unas propiedades tremendamente interesantes por su increíble robustez, acabado, calidad y precio) han acelerado estos planteamientos.

Mientras las teorías conspiranoicas y sus adeptos siguen debatiendo sobre si el hombre ha pisado realmente nuestra luna, la NASA ya está obteniendo numerosos resultados de sondas espaciales no tripuladas referentes a la superficie del planeta más cercano al nuestro.

3dp_marshabitat_teamlavahive2

Según Elizabeth Robertson, que trabaja como ingeniero de propulsión de la NASA en el Centro Marshall para Vuelos Espaciales en Alabama, la impresión 3D es de gran importancia para que los proyectos se puedan acabar con la mayor brevedad y de una forma más económica, lo cual debería tener efectos positivos en sus planes para un misión tripulada.

“El objetivo final es ensamblar y poner a prueba un motor, capaz de producir 30.000 libras de empuje utilizando componentes fabricados en gran medida con la fabricación aditiva (impresión 3D),” dice ella. Estos nuevos avances tienen mucho que ver con este optimismo, ya que el equipo ha roto nuevas barreras con la impresión 3D, debido a la creación de una bomba turbo impresa empleada para el motor de lanzamiento. Se ha probado con éxito y Robertson señala que funciona como uno de los componentes más complejos. “Pasar de hidrógeno líquido a metano en la bomba de propulsión, permite al hardware ser utilizado como un trampolín para una variedad de misiones, incluyendo el aterrizaje en Marte.”

Quizá, 20 años puedan parecer muchos en términos terrestres, pero si tenemos en cuenta la importancia de la misión y que la distancia entre nuestra superficie y el planeta vecino es de más de 54 millones de kilómetros, tal vez podamos esperar satisfechos. “Ahora tenemos una tecnología que podría ayudar a hacer diseños más eficientes, más fiables y menos costosos “, señaló Robertson. “Esto podría reducir las barreras de entrada para socios comerciales no convencionales y dar lugar a motores mejores y más asequibles“.

Se escribe a menudo sobre conceptos que ayudarían a situar al ser humano en la superficie de Marte, por ello, la NASA inició un concurso en el que se pedían ideas para crear hábitats impresos en 3D con el objetivo de la colonización, o tal vez drones espaciales para reconocer su superficie. Lo que está claro, es que gracias a la impresión 3D, los expertos ven cada vez más cercano y como una verdadera realidad la llegada a este enigmático planeta.

Via | http://3dprint.com/98109/3d-print-for-manned-mars-trip/